Teléfono de contacto 91 798 34 42
Facebook Twitter Contacta con nosotros
CRÓNICA: SR VILLAVERDE BOETTICHER ‘B’ 3-1 ADJC LA MANCHA ‘B’
EL PROMESAS SE COBRÓ LA REVANCHA
sábado, 20 de mayo de 2017
1.040 lecturas
Volver

Querían la revancha y la tuvieron. Querían convencer, y lo hicieron, querían puntuar y se llevaron los tres puntos. Ese fue el esquema con el que salieron los jugadores del Promesas a afrontar su encuentro contra La Mancha ‘B’. Un equipo que durante la primera vuelta empató ‘in extremis’ con los nuestros en los minutos de descuento.

El equipo de Sergio Paredes quería aprovechar el perfecto estado de forma con el que se encuentran los jugadores en esta recta final del campeonato. ¡Y vamos que si lo hicieron!

De hecho casi sentenciamos el partido en los primeros siete minutos de juego. En el minuto 6 un perfecto balón largo de Arrojo a la espalda de la defensa y tras un brillante movimiento de Brice hace que éste se quede delante del portero al que tras hacerle un regate, logra el 1-0 para los nuestros.

Tan sólo un minuto después y, cogiendo, nuevamente, la espalda de la defensa y con Puente y Brice ejerciendo una perfecta presión, provocaban un fallo en el despeje del portero que recoge muy atento Nacho y, desde cerca de medio campo, anota el 2-0.

Tres minutos más tarde y, por un error nuestro, los de La Mancha recortaban distancias. Aún así, parecía que el partido era nuestro y es que aún sin generar demasiado peligro, la posesión era del Promesas. Terminaba la primera mitad.

Y tras el descanso, el esquema, el mismo. Teníamos el balón aunque nos manteníamos sin provocar grandes peligros en el área rival. Algo que preocupaba pues la ventaja era mínima, 2-1.

En el minuto 58 habíamos hecho ya dos cambios, reforzando el medio campo y metiendo más velocidad arriba. Gracias a esto, y con la presión altísima de Puente se lograría el 3-1 definitivo en el marcador.

Tras este gol, quedaba media larga que se haría larguísima pues los de Villaverde se mostraron un tanto apáticos, con apenas llegadas y escasa verticalidad y los de La Mancha con un ‘quiero pero no puedo’ como esquema de juego.

El poco peso de juego nuestro lo protagonizaban las botas de Brice que volvió loco al rival y tan sólo lograban parar mediante faltas.

“Estamos viviendo el momento más dulce de la temporada, con una evolución impensable del equipo. Gracias a esto ya nos hemos puesto terceros en la clasificación general. Estoy muy orgullo de los míos”, reconocía Paredes, Míster, al concluir el encuentro.